lunes, 21 de septiembre de 2009

Un nuevo tipo de nubes

Ignoro si a ti, lector, te han dicho alguna vez o muchas que estás en las nubes. Esto no es malo, no te creas, las nubes están demasiado desvalorizadas.

Particularmente, suelo estar en las nubes, incluso diría que me cuesta salir de ellas y aterrizar en la realidad. Estos aterrizajes, además, suelen ser dolorosos para las personas idealistas...

En todo caso, siempre es bueno saber que, cuando uno quiera, siempre puede encontrar una nube nueva a la que subirse.

27 comentarios:

Saulo Dasuan dijo...

A Krishnamurti, de chavalín, le llamaban los profesores la atención por quedarse embobado mirando por la ventana (seguramente que, como tú, también se fijaba en las nubes).
No dejes de contar lo que se ve por ahí.

Résped dijo...

Uy, no, que cuando lo cuento nadie me cree.

Saulo Dasuan dijo...

Precisamente por eso.

Igor21 dijo...

Esas nubes son conocidas desde tiempo inmemorial. Se forman cuando un viento constante cruza perpendicularmente una pequeña cordillera u obstáculo longitudinal en medio de una llanura.

Nomalmente solo se forma condensación en la parte alta de la onda y entonces se ven en el cielo unas franjas de nubes perpendiculares a la dirección del viento. En casos excepcionales se forma nube en toda la onda.

Esa foto parece trucada pero quizás no lo sea porque con tantos millones de personas echando afotos hasta la cosa más improbable acaba colgada de Internet.

Saulo Dasuan dijo...

"¿A qué nubes te refieres?" o "cómo hablar idiomas distintos, todos ellos en español"

Igor21 dijo...

Joer, a las del afoto u arretratro que de las dos maneras se pue icir.

Ensada dijo...

Jo, que de spam tiene el artículo del Hare Krishna este, menos mal que ya no hago mantenimiento.

Y ahora la pregunta de rigor: ¿a que huelen las nubes?

Saulo Dasuan dijo...

Respuesta arriesgada:

El olor de las nubes es al olfato lo que el color del camaleón en el vacío es a la vista.

Ensada dijo...

Camaleones al vacío, pasteurizados y envasados en tetra-brick, búsquelos en su supermercado habitual, si es capaz de distinguirlos en la estantería de ofertas.

Résped dijo...

Saulo, abandona la religión y empieza a pensar por ti mismo, te saldrán comentarios más ingeniosos.

Saulo Dasuan dijo...

Bah! Yo ya comí y hasta que vuelva a tener hambre no me paso por el supermercado.
Quiero decir que estoy algo aburrido de las cosas que son y me interesan más las cosas que serían.

Saulo Dasuan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Résped dijo...

¿Mande?

Saulo Dasuan dijo...

Perdón. Borré el comentario anterior porque leí mal el comentario de Résped y mi réplica no tenía sentido.

En cuanto a lo de pensar por mí mismo: Me aplico aquello que ya pensó otro antes que yo: "Pensar es de brutos"

Seamos más o menos conscientes de ello, es más cierto decir que los pensamientos se piensan en nosotros que nosotros pensamos los pensamientos.

Y lo anterior no es pensamiento mío, sino de Lacan.

Ensada dijo...

Lejos de nosotros la funesta manía de pensar.

Saulo Dasuan dijo...

Umm..., tus últimas palabras, Ensada, son una aproximación al concepto de meditación trascendental.

Frente al cogito de Descartes, Lacan replica: «Yo pienso donde no soy, yo soy donde no pienso»

PD: Es una pena que ya no hagas mantenimiento porque los artículos sobre meditación en la Wikipedia son penosos.

Ensada dijo...

La frase es de uno de estos falangistas tan simpáticos que le lamían el culo al tío Paco.

Y el mantenimiento lo puede hacer cualquiera, ya sabes, se valiente y eso...

Saulo Dasuan dijo...

1) "El cerebro es el más sobrevalorado de los órganos". Woody Allen.

2) "El recto lo tenemos muy menospreciado". Chuck es Dios.

3) La frase original es "lejos de nosotros la peligrosa novedad de discurrir". Carta a Fernando VII de la Universidad de Cervera 1827 publicada en el Boletín Oficial del Estado.
Podría buscar enredar con los matices diferentes de una y otra frase. Pero lejos de mí quererme enfadar contigo, Ensalada. Si te parece nos despedimos con un Sapere aude!

Dodo dijo...

¿¿Ensalada?? Tío. ¡¡Tiííooo!!

Résped dijo...

¿Qué se puede esperar de alguien que cita a Lacan?

Lo de que cite "Sapere aude" quien está defendiendo la alienación religiosa es patético.

Dios no existe y además creer en un ser superior demuestra ausencia total de criterio científico... pero un poco más que seguir creyendo en el psicoanálisis, que ahora viene a ser una forma de mito.

Saulo Dasuan dijo...

Yo defendiendo la alienación religiosa... jajaja
Pero hombre, que en este teatro que es la vida se pueden escoger más papeles que el ser o indio o vaquero.
Mira, yo no creo haber dicho que Dios existe, porque de hecho soy ateo Nietzscheano. Y fue este uno de los que me animó a leer la biblia enterita, para comprenderle mejor...

¡Dejaros de fabricaros enemigos a medida!

Y en lo de Lacan, soy consciente, de la opinión que se tiene de él en ciertos círculos: me la suda.
Vale.

Ensada dijo...

Leer la biblia enterita suele dar lugar a grandes ataques de risa, mezclados con episodios de asco, a su vez regados de alucines varios.

Claro que leer el Talmud o el Corán suele provocar parecidos resultados. Y si vamos hacia atrás las revelaciones de Manes o los libros de Toth no se quedan cortos.

Lo que demuestra que contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano. La frase es de alguien, que la dijo en su momento, seguramente pretendiendo quedar bien. Yo la copio del título de un libro de Asimov.

No me arranca la motosierra.

Dodo dijo...

Yo recomiendo esto siempre que puedo. Y ando detrás de este, que al parecer es bien divertido.

Saulo Dasuan dijo...

Se echa en falta un "Resumen de la Biblia para ateos".
Los defectos que señala Ensada (risa, asco, alucines) se convierten en virtudes si se lee con curiosidad antropológica y gusto literario.
Yo, personalmente dejaría en un libro relativamente delgado mi "Resumen de la Biblia para ateos", pero hay partes que son de una calidad exquisita, como el Génesis, el Libro de Job y el Evangelio de San Juan. Así como las pinceladas que describen la personalidad de Moisés y Jesús.
Y quisiera decir que si alguno me ha confundido con uno de "los otros", es porque a mí no me interesa refutar a los religiosos de pensamiento débil y no tengo ningún asco en sumergirme en los pensamientos de otros con tal de que sean pensamientos que salen de la médula de sus huesos. Además me gusta la pelea y por eso he venido a probar vuestro club de la lucha.

Ensada dijo...

Claro que hay partes de gran sabor literario, solo faltaría, son un lote de libros distintos, de distintos autores, alguno tiene que ser bueno. Algunos Salmos son excelentes, pero me temo que provienen de una literatura oral pulida por los siglos de repetición, hay fuertes reminiscencias de ellos en otros textos mas antiguos.

Lo que no quita que presentar como palabra de Dios la, p.e. muy moralizante historia de Lot, no sea para partirse el pecho.

Saulo Dasuan dijo...

Yo sigo dándole vueltas a la gran pregunta de Ensada "¿a qué huelen las nubes?"

Otra respuesta arriesgada:

Se abre el telón.
Aparece un perro royendo un hueso imposible de roer y saboreando la sangre de sus propias encías.
Se cierra el telón.

El olor de las nubes es al olfato lo que el sabor del hueso del perro es al gusto.

Résped dijo...

¡Por el amor de Dios! ¡Todo el mundo sabe que las nubes huelen al chocho de Silke! Pero, ¿es que no veis la tele?