viernes, 5 de diciembre de 2008

Carta abierta a un bloguero

Esta carta abierta es una ficción y no pretende ser un sarcasmo de una conversación leída en un canal de IRC. Tampoco supone llamar gilipollas a los que no tuvieron esa conversación ni me suda la polla que la entiendan.

Estimado señor X:

Recientemente he podido leer en su blog algunos comentarios que no he acabado de entender. Algunas de sus opiniones no me resultan fácilmente inteligibles, hasta el punto de que si las leo de una manera me cae usted muy bien, pero me doy cuenta de que tienen otra lectura, según la cual usted pasaría a caerme francamente mal.

Le agradecería que no dejara lugar a la interpretación. Tenga en cuenta que mi opinión está ampliamente sostenida por la comunicación actual, en la que los medios no solo nos informan sino que nos detallan cómo debemos opinar, por lo que no veo que un texto en el que se deje parte del contenido a la libre interpretación pueda considerarse de una manera amable y no como una vuelta atrás a mentalidades pretéritas.

Por otra parte, al no hablar usted claramente, no podemos tomar las medidas oportunas, lo cual puede salirle mal porque podemos hacer lo que nos dé la gana ya que sus declaraciones pueden considerarse inculpatorias en cualquier caso. Dirá usted que hay algo de contradictorio en mis palabras, pero yo no lo he visto.

Sin nada más, se despide atentamente

His master's voice

10 comentarios:

Dodo dijo...

¿Me puede alguien vender un octalidón de contrabando?

Dalton2 dijo...

A ti te gusta el cine de Berlanga, ¿a que sí?

Hispa dijo...

En estos casos, lo propio es publicar el log, caiga quien caiga...

Dodo, te vengo un miolastán. No quita el dolor de cabeza, pero da sueño.

Résped dijo...

Hispa, si se explica todo, pierde la gracia. ¿Qué más te da?

(Además, no tengo el log guardado)

Dalton2 dijo...

Os voy a regalar, con todo mi cariño, una cancioncilla, que he visto en una peli que la música también cura la cefalea.

¿Qué es la vida en nuestros corazones
sino un sinfín de noches sin sosiego
donde subsisten nuestras ambiciones
a tentaciones de un destino ciego?

¿Qué es la esperanza cuando no esperamos
sobrevivir a un nuevo amanecer
y, sin embargo, creemos poder
volar cual ave ante su reclamo?

¿Qué es el amor en un mundo de pena,
de guerra, de hambre y desolación,
sino ese momento en que una canción
nos hace olvidar tan dura condena?

Un simple bagaje es el que tenemos,
un gran pasaporte es el que llevamos,
mas no hay respuesta cuando preguntamos
¿qué somos? Algún día
lo sabremos.

Dalton2 dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=dKIYOPxlCM4
Esta es una de mis escenas favoritas. ¡Qué música!

Dalton2 dijo...

Vaya, me he confundido de vídeo. Era este: http://es.youtube.com/watch?v=GAJ2skOJvdY

Oscar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dodo dijo...

Joder, qué puto pesao el espámer este. Si te callas, prometo comprarte un teclao nuevo, que al de ahora se le ha jodío el CapsLock.

(Para saber tanto de leyes, tú las respetas poco...)

Oscar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.